Tengo mala memoria y suelo olvidar nombres de lugares y monumentos. Quizá por ello no me guste especialmente hacer turismo convencional, aunque quizá sea al revés: como el turismo convencional no es mi mayor estímulo, me olvido de todo lo que no me genere una emoción especial. Esas sí, las emociones, son las que parecen guardarse con llave en el interior de este pequeña y delgada caja de huesos que poseo y a las que pido que por favor nunca me abandonen en cada uno de sus recuerdos. Son mi bien más preciado. Son las emociones las que nos hacen estar vivos, las que nos hacen expresar aquello que sentimos. Son las emociones las que podemos rememorar una y otra vez para que nos hagan palpitar de nuevo, pasen los días, los años o incluso los lugares. A veces emociones contradictorias que pueden significar dos cosas al mismo tiempo. Es como la niña de la foto que, pese a seguirme durante 10 minutos y mirarme todo el tiempo de reojo, muestra cierto temor a la cámara y al hombre blanco que hay detrás, huyendo en un primer instinto de esa “doble mirada”.

20170327_171036

Es como el miedo a ser fotografiadas que muestran algunas de estas mujeres prefiriendo escapar de esa mirada desconocida porque quizá para ellas la vergüenza superó a la inocencia hace ya mucho tiempo. Es el mismo miedo que, como adulto, muchas veces también me supera a mí y decido salir huyendo, intentando refugiarme en mi zona de confort y evitando “exponerme” a situaciones nuevas e incontrolables.DSC_5003

Pero quiero pensar que cuando vengo a África tal vez soy como el niño, con mi miedo previo a la nueva experiencia, a lo desconocido, a no controlar todo, a no conseguir lo que se espera de mí, pero al mismo tiempo es sentir de nuevo la ilusión de saber que al final, cuando llego a África, la vida me sonríe como si volviera a ser niño.
Así que pido que la vida no me quite ni mis miedos ni mis ilusiones ni esos bienes tan preciados que guardo bajo mi armadura. Que la vida no me robe lo poco que me queda de ser como un niño. Y que la vida no me nunca me borre de la memoria todo lo mucho que me ha dado y me sigue dando África.

20170329_173654

Anuncios